Actualmente no se comparten datos de historia clínica de los pacientes entre hospitales públicos y  privados. La lógica invita a pensar que ésto no ocurre entre hospitales públicos, y que en cualquier caso de ingreso por urgencias, conocen todos nuestros datos. Desgraciadamente  no es así. El historial no está disponible o es incompleto entre hospitales públicos dentro de la misma ciudad y entre Comunidades Autónomas. Ante un accidente grave la información es vital para los servicios de ambulancias y urgencias, y muchas veces lleva demasiado tiempo obtenerla localizando a familiares o contactos.La media de tiempo que se emplea es de tres horas si el accidentado estaba solo. Una atención rápida necesita además de todos los datos médicos relevantes para que los servicios médicos puedan evaluar correctamente la situación y actuar en consecuencia.

Existen colectivos mucho más vulnerables ante esta situación.

Proporcionar información rápida y precisa es fundamental para minimizar daños a ciertos pacientes. Epilepsia, diabetes, Alzheimer, problemas del corazón, Parkinson,Dravet y más de 7000 enfermedades raras en España.Crisis, pérdidas de conciencia, desorientación o falta de memoria…

La Secretaria Autonómica de Salud Pública Isaura Navarro planteó la desconfianza o reserva del colectivo médico respecto a utilizar pulseras con códigos QR. Actualmente no hay un marco regulatorio para que el colectivo esté obligado a utilizarlo por protocolo. No hay certeza de que los datos del código QR se ajusten a la realidad de su propietario o estén actualizados. 

Además se está creando un proyecto de intercambio de información entre Hospitales para trabajar con un marco común de historiales clínico, pero sin plazos definidos.

Share this content:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *